Anfibios en Ambite

¡Todos podemos y necesitamos conservar a los anfibios!

Un grupo de investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC) acaban de publicar un artículo científico en la revista internacional Herpetological Conservation and Biology en el que ponen de manifiesto la gran importancia que tienen los puntos artificiales, como fuentes, abrevaderos, albercas o pilones para la reproducción de los anfibios en entornos rurales mediterráneos.

Como sabéis, los anfibios son un grupo de especies fundamental en los ecosistemas, controlando las plagas de insectos y sirviendo de alimento para aves o mamíferos. Su peculiar fase vital (conocida como metamorfosis) obliga a que, tras la época de reproducción, las larvas (renacuajos) pasen unos cuantos meses en el agua. Los renacuajos son muy vulnerables en esta fase y necesitan el agua en buen estado para completar su ciclo, siendo por tantos bioindicadores de calidad del agua.

En el estudio que han realizado, han afirmado la gran dependencia que tienen algunas especies de reproducirse en puntos artificiales, sin los cuales muchas poblaciones podrían desaparecer. Es el caso del sapo partero común, citado hace varios años en Ambite, o el sapo común ibérico, que actualmente se reproduce en la fuente del Robledillo. En muchos pilones del sureste madrileño han encontrado muchos anfibios ahogados cuando, tras intentar salir del pilón, no lo conseguían debido a las paredes verticales (efecto trampa). Una solución sencilla cuando ocurra esto será colocar piedras en una esquina o construir una rampa de cemento, de entrada y de salida.

También afirman como los contaminantes químicos, especies invasoras o desecación de pilones en épocas larvarias puede ser trascendental para su desarrollo en fase renacuajo. Mediante medidas fáciles como no jugar ni molestar a los renacuajos, mantener agua durante la época larvaria, limpiar de pilones cuando no haya larvas y no soltar peces, cangrejos o tortugas se puede conseguir que los anfibios se desarrollen correctamente en sus puntos de reproducción. Los investigadores señalan que adecuar puntos de agua o crear charcas artificiales son actuaciones que se compatibilizan perfectamente con  las actividades que se desarrollan, como la ganadería o la agricultura, y mejorando, entre otras, a la fauna cinegética.

En este estudio están incluidos varios puntos artificiales de agua del municipio, como la Fuente del Robledillo, la Fuente del Arca y Los Lamaderos, así como varios encharcamientos tanto dentro del término municipal como en la frontera con Villar del Olmo. Actualmente se reproducen en Ambite el sapo corredor, sapo común y el sapillo pintojo ibérico. En la frontera con Villar del Olmo y Olmeda de las fuentes existen dos poblaciones de sapillo moteado común, una especie protegida y considerada Vulnerable en la Comunidad de Madrid y que sería muy interesante para nosotros que pudiera reproducirse en un futuro dentro del término municipal de Ambite.

Desde el ayuntamiento os agradecemos vuestra labor en la conservación de anfibios y os pedimos que notifiquéis si encontráis anfibios en algún punto de agua para que los expertos puedan conocerlo y valorarlo para tomar las medidas oportunas.

Fuente del Robledillo (Ambite), lugar de reproducción para el sapo corredor y el sapo común.

Un sapo corredor, abundante en Ambite, acudiendo a reproducirse en 2018 a uno de los puntos de agua del municipio.

Podéis encontrar un podcast de un monólogo-entrevista que hizo Carlos Baballero en la radio.

Carlos Caballero Díaz

Investigador predoctoral CAM, Departamento de Biología (Zoología) en la Universidad Autónoma de Madrid

Os dejamos el artículo científico (en inglés).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.